+57 316 255 3026 - +57 1 641 0667 info@solfinef.com

Para muchos el terror de las finanzas son las deudas, pues son percibidas como un aspecto negativo y su estigmatización se debe por la falta de educación financiera, el desconocimiento del manejo de los préstamos y las tarjetas de crédito genera que las personas se endeuden de manera inadecuada y utilicen sus préstamos para conseguir bienes o servicios innecesarios.

Las deudas son un instrumento para obtener bienes o servicios, pero algunas veces se nos olvida que también son un elemento clave para invertir y conseguir ingresos a corto o largo plazo. Por ese motivo debemos conocer muy bien que es una deuda buena y qué es una deuda mala.

Diferenciar las deudas buenas de las deudas malas nos evitará llegar al sobreendeudamiento y nos ayudará a comprender que existen deudas buenas que pueden apalancarnos contribuyendo al bienestar y la salud financiera, porque aunque parezca imposible, con las deudas se puede llegar lejos entre sueños, proyectos y metas.

Comúnmente se entienden las deudas como un instrumento para obtener bienes o servicios y aquí es donde debemos comprender cuales son las deudas buenas y cuales son las malas:

DEUDAS BUENAS

Las deudas buenas generan ingresos, nos ayudan a aumentar nuestro patrimonio, sirven para apalancarnos y lo que consigamos con ella hará que con el tiempo su valor aumente. Por ejemplo, conseguir un crédito para invertir en nuestro propio negocio, en educación, en un carro para ponerlo a trabajar, y así mismo comprar una casa para arrendar.

 

DEUDAS MALAS

Las deudas malas, nos quitan dinero y de cierta manera nos empobrecen, estos préstamos se utilizan para conseguir bienes o servicios innecesarios como elementos tecnológicos que pierden valor en el tiempo, por estas deudas se terminan pagando altos intereses, no se justifican estas compras, pues son compulsivas y el tiempo de pago es superior a la vida del producto, por ejemplo, un viaje que duro tres días diferido a 12 cuotas.

 

Con lo anterior, es importante aclarar que no es malo comprar productos tecnológicos o conseguir un viaje, lo ideal es ahorrar para este tipo de compras y no diferir por largos tiempos.

MUY IMPORTANTE TENER EN CUENTA:

Todos los elementos pueden ser pasivos o activos, depende de ti cuál sea el uso que busques darle, si es de consumo, es una DEUDA MALA, si es para apalancarte y obtener mayor rentabilidad, es una DEUDA BUENA.

Por ejemplo, el carro que compraste, lo vas a poner a trabajar, de esta manera, pagas la deuda y al tiempo, obtienes rentabilidad, entiendes que puedes tener deudas y al tiempo tienes más dinero.

Una persona con inteligencia financiera, va a preferir adquirir deudas para apalancarse y conseguir rentabilidad, lo contrario de una persona sin educación financiera, esta cae en el error de endeudarse de manera inadecuada y trabaja solo para pagar deudas viviendo con un flujo de caja apretado.

 

Aprende a endeudarte para apalancarte, vas a entender que trabajando juicioso para invertir en tus proyectos, vas a tener en el futuro un buen retorno financiero.

¡Está en tus manos elegir si quieres una deuda para generar pasivos, o generar activos!

Si quieres una asesoría en finanzas personales o te gustaría endeudarte para apalancarte, escríbenos y nos comunicaremos contigo.

Invierte y ahorra con nosotros